Hacemos muchas fotos de estudio, tanto de comunión, de bautizo, new born, smash cake. Y nos encantan

Nos encantan las sesiones new born, se quedan dormiditos y hacemos fotos espectaculares. Así, con el paso del tiempo ves el cambio de tu pequeño bebé.

Cuando cumplen un año, hacemos la sesión de estudio de smash cake.

Ellos se pringan y se lo pasan genial.

Y a nosotros se nos derrite el corazón, y sobre todo, cuando hacemos new born y después smash cake, porque verlos crecer es un momento único.

Y las de navidad nos encantan. Y quedan tan bonitas.

Es una forma única de sorprender a toda la familia.